miércoles, 9 de noviembre de 2011

Los colores del otoño

Llevo apenas tres días en Lyon y ya he encontrado mi rinconcito en esta ciudad...no descarto que mi escapadita al centro el fin de semana me depare nuevos jardines secretos, pero por ahora os presento a mi ángel de la guarda en llamas....el árbol que está justo debajo de la ventana de mi habitación, con su mini fuente al lado para completar la escena bucólica. 



Mi primer día en Lyon fue bastante agotador...con el viaje, las prisas y los trasbordos...así que cuando por fin llegué por la noche a mi habitación, caí rendida sin ningún tipo de ánimo para curiosear por los alrededores. La mañana siguiente, al abrir la ventana, la ciudad pareció darme la bienvenida con este colorido ser que habita enfrente de mi edificio. Le saqué una foto con el móvil y como no fue suficiente, cogí la cámara y bajé corriendo a sacarle otra foto...pero gracias del destino la batería se apagó nada mas encenderla (toca recargar y encontrar tiempo para sacarle fotillos en condiciones). El árbol volvía a mis pensamientos una y otra vez a lo largo de estos dos días...y es que de hecho, aunque no se aprecie todo lo que me gustaría en la foto, los árboles de alrededor apenas están comenzando a cambiar de color. Así pues, llegué a la conclusión de que este árbol es el mas impaciente de todo el jardín y no pudiendo esperar al resto de sus compañeros, decidió teñirse de otoño el primero, como un pavo real que pomposo corre a acicalar sus mejores plumas antes que ninguno de sus iguales. 



Y mi vena científica surgió, señalando con el dedo índice ( y mira que dicen que es de mala educación, ¿eh?) ¿De dónde vienen los colores del otoño? ¿Porqué las hojas se vuelven marrones, naranjas, amarillas....y no azules por ejemplo?

Me puse a investigar y esto es lo que leí, que comparto con vosotros por si  también estáis interesados en saber la respuesta.

Así como nosotros comemos para alimentarnos, las plantas usan la luz del sol para obtener su comida. Esto sucede en las hojas gracias a una sustancia llamada clorofila que les da su característico color verde. En otoño, no hay tanta luz como en verano y además los árboles tienen un proceso de "hibernación" (si como los osos) por el que pasan hasta que en primavera vuelven a despertar. Ambos factores hacen que los árboles dejen de producir tanta clorofila (ni hay tanta luz solar, ni con la hibernación necesitan tanta "comida") por lo que al desaparecer el verde de las hojas, deja al descubierto otros colores que surgen debido al otoño o que quedaban enmascarados por la clorofila.

¿Que quieren decir los distintos colores?

  • Rojo y violeta, con la falta de clorofila y el proceso de hibernación, las hojas están en su momento mas sensible. Para protegerse producen unas sustancias llamadas antocianinas que son antioxidantes y actúan como filtros UV. Dependiendo del pH (¿os acordáis de las clases de química?) el color variará, será mas rojo cuanto mas ácido y mas violeta cuanto más básico.


  • Amarillo y naranja, colores producidos por los carotenoides (si, como en las zanahorias :) ) En realidad los carotenoides siempre están ahí, lo que pasa es que la clorofila enmascara sus colores.


  • Ocre y marrón, debido a la presencia de taninos, los últimos desechos del metabolismo. Quiere decir que la hoja o está muriendo o esta ya muerta y pronto caerá.



No todas las árboles pasarán por los mismo procesos a la vez, siquiera las hojas de un mismo árbol y es por eso que podemos ver tal explosión de colores. 



Quería dedicar el momento de pasión a los amantes del otoño, a los curiosos y a aquel que dibuja una hoja en mi ventana cada día....

Espero que os haya gustado!

2 comentarios:

  1. Hermoso!! Me encanta el otoño por los colores precioso post nena. besazos. Ellen

    ResponderEliminar
  2. Gracias por ese momento en el que nos hemos visto corriendo contigo escaleras abajo para sacarle la foto al árbol...tus palabras me devuelven esa pasión por el Otoño de la que hablas mientras mi sonrisa va cambiando de color e irradiando todo el espectro que el Otoño me sugiere.... Desde una Galiicia en la que faltan las hojas compartidas, muchas gracias....

    ResponderEliminar